Cómo saltarse (o no) los semáforos en otros idiomas

¡Hola de nuevo! Al hilo de la entrada de los colores de los semáforos en Japón, queremos hablaros de cómo saltarse (o no) los semáforos en otros idiomas.

Antes de empezar, dejémoslo claro: no vamos en contra de las normas de la circulación. Desde aquí os aconsejamos, por vuestra salud (y por vuestro bolsillo), no saltaros semáforos.

Ahora bien, ¿qué verbos usan otros idiomas para recoger esta expresión? Para hablaros de ello, traduciremos un artículo de un libro francés muy interesante: 1000 expressions préférées des français. Planelles (2014).

Griller / Brûler un feu

Traducido literalmente: «Asar / quemar un fuego».

Saltarse un semáforo en rojo.

Lo normal, si está solo, perdido en los confines de Saskatchewan o Baluchistán y acaba de cazar un animal para dar variedad a su cena, es usar el fuego para asar a la parrilla su presa.

Podemos deducir, por lo tanto, que un fuego puede servir para asar.

Entonces, la pregunta es saber cómo podemos asar lo que sirve para asar o quemar lo que sirve para quemar, como sugiere la expresión en francés griller/brûler un feu (asar o quemar un fuego).

La respuesta es que vivimos en un mundo donde, en ocasiones, las palabras no siempre mantienen su significado literal.

Empecemos por que este fuego no es, en esta expresión, de aquellos que sirven para asar, sino de los que sirven para señalar. Debemos recordar que, en otros tiempos, las señales nocturnas se hacían gracias a verdaderos fuegos con verdadera madera. Ahora, y gracias al hada de la electricidad, este papel lo desempeñan unas bombillas, aunque el nombre se haya mantenido.

En particular, el fuego de la circulación: si está en rojo (no, no es por las brasas), nos indica que no tenemos derecho a pasar.

Nunca un pollo se volverá suculento si lo hace girar durante un rato cerca de este tal fuego. Incluso diría más, es el pollo (nombre con el que también se designa a los policías en francés) colocado al pie del fuego el que puede hacerle marear la perdiz, si acaba de quemarlo (al fuego y no al pollo).

Y, ya que hablamos de asar, volvamos sobre ello.

Si no todos los pollos tienen plumas (referencia a los policías), no todos los fuegos producen llamas y no todas las palabras se emplean con un sentido literal, el verbo griller (asar) no quiere decir obligatoriamente «cocinar sobre un fuego o una parrilla» y brûler (quemar) no siempre «destruir mediante fuego».

Por orden cronológico, es a principios del siglo XVIII cuando el verbo brûler (quemar) toma el sentido de «pasar sin pararse (en un punto de parada prevista)», como en expresiones como brûler les étapes (quemar etapas), sin que el motivo quede claro aún hoy en día. Quizás, hay que ver una alusión a un fuego de bosque devastador quien, empujado por el viento, no se detiene ante nada.

A continuación, de brûler (quemar) a griller (asar), no hay más que un paso. A principios del siglo XX, al verbo griller (asar) se le adjudica el sentido de adelantar (a un vehículo) , entre otros empleos metafóricos y populares como engañar, denunciar, comprometer, destruir o arruinar. De esta manera, se mete en el mismo saco el sentido figurado de adelantar sin parar para brûler (quemar).

Página 488.
En otros idiomas

Sin embargo, esta relación entre los semáforos y el fuego en francés, es muy peculiar. Saltarse (o no) los semáforos en otros idiomas está más relacionado con verbos de movimiento. Por ejemplo, en español o inglés, donde nos saltamos o corremos semáforos en rojo (to run a red light). En japonés, por el contrario, se ignoran las señales. Todas estas expresiones parecen estar más próximas a la realidad del acto en sí.

Visto lo visto, y lo digamos como lo digamos, parece que todas las culturas y las lenguas tienen conductores que hacen caso omiso a la señales de tráfico. No seamos nosotros.

Hasta aquí la entrada de cómo saltarse (o no) los semáforos en otros idiomas. ¿Conocéis alguno más? Seguro que sí. Compartidlo con nosotros en vuestros comentarios.

Y, si os ha gustado esta entrada y queréis que analicemos otras expresiones francesas que encierran un hecho curioso, también decídnoslo.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

  • Planelles, G. 2014. Griller / Brûler un feu. 1000 expressions préférées des français. Paris. Francia: Editions de l’Opportun.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *